Manto Recoronación

Tras la guerra civil, el pueblo de Andújar a través de su Cofradía Matriz  decidió ofrecer a la Virgen de la Cabeza este manto junto a una corona. Fué impuesta en solemne ceremonia en presencia de las más importantes autoridades. Fue una acto de desagravio para restituir los enseres perdidos durante la Guerra Civil.

manto recoronación virgen-de-la-cabeza-andujar

El acontecimiento se realizó a los 50 años de ser Coronada Canónicamente y declarada por el Papa San Pio X, Patrona de la ciudad de Andújar en el año 1.909.

Juego de manto, saya, mantolín del niño y dos cubrecintas, realizados en los talleres de Leopoldo Padilla en el año 1960, bajo diseño de Maireles.

saya y mantolín recoronacion-Virgen-de-la-Cabeza-mantolin-y-salla

Composición manto recoronación

Estando compuesto de terciopelo de lyon azul Borbón y rocalla de oro y flores de lis, y ribeteado todo por un muy característico y elaborado galón que reproduce la rocalla que bordea la medalla de la Cofradía Matriz. En el centro del manto, figura el escudo de la ciudad de Andújar.

El mantolín es del mismo color, y la saya de terciopelo blanco también bordada en oro.

A este conjunto pertenece también el corbatín azul bordado en oro con el anagrama de María, que tiene en la manguilla la cruz parroquial del Santuario de la Virgen de la Cabeza

Virgen de la Cabeza con manto-recoronacion

Restauración manto recoronación

En 1985 debido al mal estado de conservación, fue traspasado a otro terciopelo de algodón de peor calidad y sufrió graves modificaciones en cuanto a su diseño y distribución. Originalmente tenía dos cubrecintas. El traspaso fue realizado por la Madre Dominicas de Villanueva del Arzobispo. Se conserva en el Museo Mariano.

Manto Andújar Virgen de la Cabeza

Bordador manto recoronación

Hay muy pocos estudios sobre los mantos de Nuestra Virgen de la Cabeza, por eso creo que cualquier nuevo dato siempre tiene un valor peculiar porque los libros de actas de la Cofradía del siglo XX, donde podríamos saber muchos de estos datos, están desaparecidos o no están a la disposición de la Cofradía, según nos dicen a los Hermanos de esta corporación. Por esto hoy y después de saber nuevas noticias, quiero hacer referencia a el manto de “la Recoronación” quizás uno de los mantos más ricos que atesora nuestra devoción.

Manto recoronación Virgen

Bordador Leopoldo Padilla

Este manto, según nos dijo Francisco Fuentes en esta misma revista en 2010, fue encargado al taller sevillano de “Padilla” y fue entregado en septiembre de 1958. Después de saber este dato me puse a investigar sobre el taller y deduje que se trataba del taller de Leopoldo Padilla, buscando sobre él veo que era un taller importante en Sevilla desde 1941. Era conocido como “Taller de Nuestra Señora de la Paz”, tanto fue así que llego a tener trabajando allí un centenar de mujeres, “lo sofistico a base de luces, grandes y pequeñas; de timbres que llamaban con sonidos distintos aprendizas y oficialas, etc. Todo era espectacular. “ De su taller salieron obras destacadas para Sevilla como el palio de la Paz del Porvenir 1947, el antiguo palio de San Gonzalo y las algunas piezas para la Hdad. de San Benito como un “senatus” muy original o el manto rojo recientemente restaurado y pasado a azul.

Bordador manto Virgen Leopoldo Padilla

Taller bordador Leopoldo Padilla

En Málaga dirigió otro taller que nunca llego a buen puerto, pero dejo obras muy importantes como el manto de la Virgen de la Concepción de la Cofradía del Huerto con el árbol de la vida cubriendo la totalidad del manto malagueño. Padilla nunca dibujó, pero tenía arte para perfeccionar dibujos y contó con grandes diseñadores como el caso de Maireles que fue el que diseñó el manto del que nos referimos. Bueno después de esta breve introducción al personaje, aparece en el Boletín de las Cofradías de Sevilla de diciembre de 2020 un artículo de David Molina Cañete llamado “La obra de Leopoldo Padilla Viss para la Hdad. de san Benito” donde este autor después de tener contacto con la familia nos da datos no conocidos hasta el momento, como por ejemplo su procedencia nacido en Vilches localidad jiennense el 8 de diciembre de 1895 siendo sus padres José y Ana, esta última oriunda de Alemania y de procedentes de la Carolina, esto nos da el dato que sus familiares vienen de la Provincia de Jaén y que cierta afinidad con la patrona de la diócesis quizás tendrían y supongo que al bordar el manto de la V. de la Cabeza se sentirían más unidos a su orígenes. El artículo hace referencia a los trabajos más importantes y se centra en las obras de la Hdad. de San Benito que quizás sean de las pocas piezas que quedan en Sevilla de este bordador y publica algunas fotografías del taller e incluso un retrato de primer plano del personaje que hoy también adjuntamos para poner cara al autor de nuestro manto. Pero lo más interesante es cuando me doy cuenta un mes después que en el artículo aparece una pequeña fotografía y al detenerme en ella aprecio que podría tratarse del manto de la Recoronación. La fotografía es muy pequeña y de no muy buena calidad, pero al superponer la fotografía del manto original sobre ella y deformándola hasta hacerla coincidir se aprecian detalles que coinciden y por lo tanto se trata de una fotografía en la que se puede observar el momento de la terminación del manto donde aparecen las bordadoras que realizaron la obra.

Taller bordador manto Recoronación

En el centro de la foto se aprecia la que podría ser Mercedes Zorrilla, esposa del bordador, por la que se inicia en el bordado. Quizás otra de las bordadoras sea Concepción Requena otra bordadora destacada del taller e incluso otra podría ser su propia hija Anita Padilla que junto a su madre continuaron su labor después de la muerte del bordador. En la fotografía se ve el manto ya terminado fuera de bastidor y posando los autores, pero se aprecia la silueta del mandolín del niño que se encuentra todavía en proceso. Cuando me di cuenta de que la fotografía correspondía con el manto en cuestión me puse en contacto con David Molina Cañete autor del artículo y le hicimos una entrevista en el programa de Radio Andújar “Doce Campanas de Plata” donde nos dijo de viva voz los datos sobre el bordador, su experiencia con la familia y como le proporcionaron las fotografías, desde aquí le reitero las gracias por su aportación. Pero me parece una oportunidad única para poner en valor este manto que puede ser el mejor de los que le quedan a la Virgen y se encuentra en un estado deplorable después de la intervención que sufrió en 1985 por las MM Dominicas de Villanueva del Arzobispo donde se le cambio incluso el diseño y se perdieron hasta piezas. Es fundamental acometer esta restauración que consistiría en devolver su aspecto original a un manto que tanto supone para nuestra devoción tan falta de piezas de calidad y quizás esta foto nos haga volver la mirada hacia él y se pueda recuperar pronto.

Fuente: Pedro Palenciano Olivares – Mirando al Santuario 2021