Toledo

Monescillo llevaba la devoción en lo profundo de su corazón y la hizo notar en la zona. La ermita es un edificio de una sola nave de forma rectangular, con una pequeña edificación adosada en su lado derecho, edificación que sirve de vivienda a las personas que se ocupan del cuidado del santuario. La imagen representa la aparición de la Virgen a un pastor indicándole el lugar para levantar una ermita. No deja de ser un reflejo de la influencia que en tierras toledanas ha tenido la devoción de Sierra Morena.

Ermita Virgen de la Cabeza de Toledo

HISTORIA ERMITA

Ermita está situada en un cerro escarpado de la zona llamada de “los cigarrales” de Toledo, sobre el Tajo. Desde ella se abren unas vistas muy singulares de la ciudad. Se accede por la calle que arranca su brusca subida desde la Venta del Alma. Esta ermita se encuentra en las afueras, en un monte del extremo meridional de las colinas que rodean la ciudad de oriente a occidente en la orilla del río Tajo opuesta al casco urbano y que configuran, junto con el foso natural que dibujan las aguas del río, una defensa orográfica de la Capital Toledana en forma de media luna que abraza la ciudad.quí hubo un beaterio que fue ocupado desde el siglo XII por canónigos regulares de la Orden de San Norberto.

Cuando los frailes se trasladaron a la ciudad de Toledo, la capilla pasó a ser ermita. En 1576 el arzobispo de Sandoval y Rojas la reconstruye y seguía erguida en 1721, encontrándose en ruinas en los primeros años del siglo XIX.

Este lugar tiene la peculiaridad de mostrar un terreno en el que abunda un cardo de largas espinas y origen canario, sembrado por descuido y esparcido por los rebaños de ovejas que allí pastaban. De nuevo las raíces pastoriles de la Virgen de la Cabeza afloran en la Mancha. El entonces sacerdote de la diócesis toledana, que luego sería obispo de Calahorra-La Calzada, de Jaén y arzobispo de Valencia y de Toledo, Cardenal de la Iglesia, Antolín Monescillo y Viso fue el promotor de la reconstrucción la nueva ermita en 1859. Cuando a finales del siglo XIX vuelve a su diócesis como cardenal, solicitará indulgencias y privilegios para esta ermita. Siendo obispo de Jaén participó activamente en la romería, fue el que logró aclarar el litigio sobre el derecho de patronato y dotó de reglamento a la cofradía.

Romería Toledo

La ermita sigue abierta al culto los domingos, celebrándose el último domingo de abril la primera romería del año de las numerosas que se suceden en primavera, poco antes que la más popular romería toledana y única con fecha fija, la de la Virgen del Valle cada 1 de mayo. La Virgen de la Cabeza puede adelantarla o no en dependencia del año litúrgico.

Actualmente la romería de la Virgen de la Cabeza es muy sencilla e incluye peregrinación y procesión en los alrededores de la ermita. Toda la circunvalación de Toledo está llena de ermitas y casas señoriales, también casas particulares que se denominan «cigarrales», y tienen en común que miran hacia Toledo y suelen contener ermitas particulares. En algunas ocasiones se ha confundido la ermita del santo Ángel, que está en una propiedad privada con la de la Virgen de la Cabeza puesto que tras la guerra civil, una vez destruida, la imagen de la virgen estuvo unos años en esta ermita particular.

Fuentes:
1. Andrés Borrego Toledano – Mirando al santuario 2010- pág. 36

Aunque se sabe que en este cerro ya existió un beaterio mozárabe de la Orden de San Norberto en el siglo XII, la primera referencia documental de esta humilde ermita se remonta a 1575 cuando Luis Hurtado de Toledo narra su edificación «en un monte pequeño sobre los molinos del Tajo».
Algo más tarde, En 1605, Francisco de Pisa vuelve a mencionarla bajo la advocación a Nuestra Señora de la Cabeza de Andújar.

La ermita toledana, en sus primeros años dependía de la parroquia (hoy desaparecida) de San Martín de Tours, donde tenía su sede la cofradía que inició la procesión de esta Virgen, tras el denominado Domingo de Cuasimodo o e 2o después de la Pascua de Resurrección.
Por razones desconocidas, ya a finales del siglo XVIII o comienzos del XIX la ermita estaba en ruinas.

Poco después, en 1859, por iniciativa personal del que posteriormente sería el Cardenal Monescillo -en aquel momento tan solo maestre de la Catedral- se reedificó la ermita. Se volvió a constituir la cofradía y la imagen de la virgen que estaba en la parroquia de San Martín volvió de nuevo a su cerro. El edificio se concibió con extrema sencillez, con una sola nave a la que se accede por una puerta rematada con una espadaña. Adosadas a la ermita están la casa del sacerdote a un lado y al otro la casa del santero. La primera fotografía de la ermita reconstruida nos la muestra casi recién terminada pues se trata de una imagen de Jean Andrieu datada hacia 1860.
Al finalizar la misa mayor de las 11:00 h. la Hermandad de la Virgen toledana ha repartido entre todos los asistentes un par de rosquillas.

Ermita Toledo

ROMERíA TOLEDO

La romería de la Virgen de la Cabeza de Toledo se celebra cada último domingo de abril se celebra una romería en honor a la Virgen de la Cabeza. El mismo día que se celebra en Andújar.

INFORMACIÓN gracias a Chelo Amo

Himno Toledo Virgen de la Cabeza

«Virgen de la Cabeza, Reina y Señora mía
a tus pies los toledanos te veneran.
Desde ese altar natural proteges esta ciudad
San Juan, Santo Tomé y la Catedral.

Desde tu humilde cerro cuidas el alma
de la ciudad de Toledo y velas
nuestro dulce sueño.
Desde esa humilde Ermita regalas tus dones
Y ante Ti nos postramos
para recibir tus bendiciones.

Madre entre las madres, danos tu bendición
Te lo rogamos Señora con todo nuestro amor
Virgen de la Cabeza Reina y Señora mía
a tus pies los toledanos te veneran y te adoran»

Autor música Celio Crespo Esparza, letra de Lourdes Quiles Serrano.